“Filántropos serán parte de la solución”

26. Mayo 2009 | Por stl | Categoria: Tribuna

Pro Publica apuesta ahora tambien por reporteros ciudadanosEs uno de los proyectos periodísticos más ambiciosos del mundo: Pro Publica, una organización neoyorquina sin ánimo de lucro, practica el periodismo de investigación. Sus profesionales le siguen la pista a las fallas en el sistema político y económico.

Más de 30 profesionales trabajan para Pro Publica. El presupuesto de la organización supera los 10 millones de dólares. Su principal patrocinador es Herbert Sandler, un californiano de impresionante fortuna. De los resultados de las investigaciones que se llevan a cabo con este dinero disponen los medios de comunicación gratuitamente. Pro Publica la dirige un antiguo redactor jefe del Wall Street Journal, Paul Steiger, y, a su lado, Richard Tofel, manager general de Pro Publica y un hombre vinculado al proyecto desde el principio. Con él habló re-visto.

re-visto: Muchos pronostican el fin del periodismo de investigación en su forma tradicional, ¿es Pro Publica una respuesta a la crisis de los medios de comunicación?

Richard Tofel: Desde luego, nosotros no nos presentamos como la respuesta a la crisis de los medios o a los apuros por los que pasa el periodismo de investigación. Simplemente, queremos poner recursos al servicio de la investigación periodística y publicar historias que, de otro modo, no se contarían.

Y eso lo lleva haciendo Pro Publica desde 2008, ¿cómo valora este primer año?

Richard TofelCreo que nos ha ido bastante bien. Hemos conseguido publicar grandes historias y gracias a ello ganar socios importantes en Estados Unidos. Nuestros reportajes han aparecido en el New York Times, en el Washington Post, en Los Angeles Times, en el Chicago Tribune y en las principales cadenas de televisión y portales de Internet del país. El modelo de publicar en los medios más relevantes a través de plataformas múltiples ha resultado ser un éxito. Y también estamos muy satisfechos con la calidad de nuestros empleados. Nuestra plantilla sabe que el periodismo es un ‘work in progress’ y que Pro Publica es particularmente un ‘work in progress’. Readaptamos nuestra página constantemente y nos esforzamos por mejorar todo el tiempo. Hemos aprendido mucho sobre como trabajar con una diversidad socios, sobre lo flexibles que tenemos que ser.

¿Es Pro Publica un modelo provisional hasta que pase la crisis o existe un concepto de futuro?

Yo creo que, para el segmento de los bienes realmente públicos, es decir, allí donde el mercado ha fracasado, la solución definitiva vendrá en gran parte de manos de organizaciones sin ánimo de lucro financiadas por filántropos, y no me refiero sólo a la filantropía institucional. No creo que la filantropía institucional nos financie para siempre. Este tipo de apoyo debe entenderse más bien como una especie de impulso inicial.

Su principal fuente de ingresos es la rica familia Sandler. Herbert Sandler es un filántropo no institucional. Pero también tiene sus intereses. ¿Cómo garantizan ustedes su independencia?

Evitando que ni la familia Sandler, nuestros principales patrocinadores, ni mucho menos nuestro consejo de administración, que es quien en definitiva ostenta la autoridad ejecutiva, influyan de modo alguno en el proceso editorial. Nadie en la directiva está informado del contenido de nuestros reportajes hasta que no se publican.

Entonces, si fuera necesario también publicarían un reportaje sobre la familia Sandler…

Por supuesto.

El periodismo se encuentra en plena transformación, ¿hay diferencias entre la profesión periodística en los tiempos de Woodward y Bernstein y la profesión periodística hoy?

Es evidente que algunas cosas han cambiado en los últimos años, otras no. Hoy existen nuevos medios de difusión, las expectativas de los lectores y sus preferencias son diferentes. Pero la búsqueda de noticias, el escribir y el contar, siguen igual.

¿Cómo ha influido la aparición de Internet en el periodismo de investigación?

Internet es de gran ayuda a la hora de recopilar información y hace al mismo tiempo más fácil que la información llegue a los lectores. Estos son dos cambios que han tenido una influencia positiva en el periodismo de investigación. Además, Internet ha modificado los modelos empresariales, generando la aparición de nuevas variantes.

El que se ha convertido en el medio alternativo con más éxito de Estados Unidos, el portal de Huffingtonpost, apuesta en la investigación no sólo realizada por profesionales, sino también por el periodismo ciudadano, ¿harán ustedes lo mismo?

Sí, desde luego. Hemos contratado a Amanda Michel para que se ocupe de este ámbito, al que nosotros llamamos “distributed reporting”. Michel dirigió el proyecto “Off the Bus” en la pasada campaña electoral [“Off the Bus” ofreció a periodistas ciudadanos la posibilidad de cubrir la campaña desde su propio punto de vista]. Nosotros acabamos de poner en marcha la “Pro Publica reporting network” que se sirva estas técnicas: es un proyecto que nos entusiasma muchísimo.

¿Y qué temas va a tratar?

Va a tratar temas como los fondos para estimular la economía. Acaba de aprobarse el mayor programa de ayudas financieras de la historia del país y vamos a dedicarnos hacerle preguntas específicas a la gente que se encarga de ciertas tareas.

En estos tiempos de crisis mediática, el periodismo busca nuevas vías de financiación. Uno de los proyectos que ha despertado muchas expectativas es Spot.us, de David Cohn. La idea es que los periodistas ofrezcan temas a través de Internet y que el dinero para realizar los reportajes se recaude por medio de pequeñas aportaciones de los usuarios. ¿Qué opina usted del periodismo financiado por donativos?

Habrá que esperar. No cabe duda de que se trata de un experimento interesante. Pero la idea de recolectar dinero para hacer reportajes concretos me parece algo problemática, sobre todo por dos razones: primero, porque posterga la investigación de historias en las que se debería de empezar a trabajar cuando antes; segundo, porque el desarrollo de una investigación no siempre se puede prever. A menudo surgen imprevistos, nuevas pistas que luego se desvanecen en el aire. Ofrecer reportajes sin de haber empezado a investigar… no sé hasta qué punto es realista.

¿Qué aptitudes se requieren hoy por hoy para ser un buen reportero?

Las principales aptitudes que tiene que tener hoy por hoy un reportero son la inquietud por saber y la curiosidad, la determinación, la persistencia, la facultad de procesar grandes cantidades de información y, por supuesto, tiene que saber escribir.

Entrevista: Steffen Leidel
Traducción: Luna Bolívar

[Post to Twitter]  [Post to Delicious]  [Post to Digg]  [Post to Ping.fm] 

Tags: , ,

Comentarios cerrados