Lo que un periodista digital debe saber, y no saber

8. Septiembre 2010 | Por lbo | Categoria: Tribuna

¿Qué necesita un periodista para ser digital? Esta pregunta ocasiona quebraderos a muchos, constata el reportero digital de larga experiencia Kevin Anderson. Su respuesta: no querer poderlo todo; saber qué aprender y qué delegar en otros.

Con frecuencia, en conferencias o en encuentros con profesores de periodismo, se me pregunta cuáles son las cualidades que debe poseer un periodista para desenvolverse eficientemente en el entorno digital. El profesor de periodismo Mindy McAdams ha elaborado y publicado hace poco en su blog una lista con algunas de estas habilidades. Muchos profesionales de los medios (y docentes) se rompen la cabeza ante lo que parece una enumeración sin fin de lo necesario para ser digital. La cuestión se asemeja a una misión en inexorable expansión.

Lo entiendo. Una de las cosas más difíciles de mi carrera como periodista digital, que empezó en 1996, ha sido saber qué cosas aprender y, por lo tanto, qué cosas no aprender y delegar en un compañero capacitado. Estoy a favor de la adquisición continúa de conocimientos, pero todo tiene un límite. Encontrar la línea de fondo no es fácil. A mediados de los 90, ser capaz de construir manualmente páginas web era imprescindible, pero la automatización y los sistemas de gestión de contenidos convirtieron esto en redundante. Estar al tanto de las posibilidades, y los límites, del HTML se tornó entonces mucho más importante. Cuando trabajaba para la BBC, adquirí un gran número de conocimientos multimedia, como la grabación y la edición de sonidos, la grabación y edición básica de vídeos y también me capacité para el directo. Llegué a poder experimentar con la narración multimedia. La aparición de los blogs y los medios sociales trasladó de pronto el foco de lo multimedia a lo interactivo. Todas estas herramientas sirven ahora para el teléfono móvil, pero la principal lección en medios digitales es que en este viaje se requiere constante formación y reinvención.

¿Qué quiero decir con saber qué aprender? A mediados de los 90, me vi obligado a tomar una decisión. Podía participar en un programa y mejorar mi formación técnica, o podía concentrarme en lo editorial y trabajar con un programador. Aprendí un poco de Perl, con el objetivo de procesar unos textos que necesitábamos para un temprano proyecto al estilo de MySociety sobre legisladores en el Estado en el que trabajaba, pero enseguida le dejé la mayor parte de esta tarea a un genio de Perl que teníamos en plantilla. Yo sabía lo que quería, y él podía hacerlo en un tercio del tiempo.

Yo sabía que mi pasión era contar historias sirviéndome de las nuevas vías que ofrecía la Red, y no aprendí a programar. Me doté de algunas nociones acerca de lo que era posible: los ordenadores filtran textos y datos de manera muy eficiente; pueden automatizar tareas repetitivas y, volviendo de nuevo a los 90, la web es capaz de presentar información, en ocasiones series de datos complejos, de un modo muy interesante. Realicé que para mí era más relevante tener claro qué se podía hacer que saber exactamente cómo se hacía. Mi mente está abierta al aprendizaje y mis conocimientos en continua ampliación, pero, para ser efectivo, tengo que elegir.

Una cosa que estamos descuidando mucho como industria es a los editores de pensamiento digital, que saben cómo explotar todas las posibilidades que brindan Internet, los móviles y las nuevas plataformas digitales. Los periodistas de prensa escrita tienen muy claro qué quieren cuando se encuentran dentro de los cuatro bordes de la página impresa, que con frecuencia es, en términos de presentación, mucho más flexible que la página web. Ahora, están trasladando el foco situado en la presentación a los proyectos digitales. Piensan en la presentación por encima de la funcionalidad, principalmente porque no saben cuáles son las posibilidades del medio digital. Cuantos más editores de prensa escrita se vayan incorporando a las redacciones integradas, más irán adquiriendo conocimientos digitales. Probablemente aprenderán- con el tiempo- pero aún no lo han hecho. Nota para los editores integrados de reciente acuñación: hay gente que lleva inmersa en el mundo digital desde hace mucho. Internet ya existía antes de la integración. Estamos encantados de colaborar, pero agradeceríamos un poco de R-E-S-P-E-T-O.

En cuanto a conocer las posibilidades, mi antiguo colega en The Guardian Simon Willson lo resumió muy bien en una conferencia celebrada recientemente:

Es como la diferencia entre el pensamiento de los técnicos y el del conjunto de la población. Se trata de entender cuándo un problema tiene solución. Lo más importante en la formación informática escolar no es enseñar a usar Microsoft World y Excel. Es cómo detectar que un problema puede ser solucionado por un ordenador, y encontrar a alguien que sea capaz de solucionarlo por ti.

Traduciendo esto a términos periodísticos, se trata de saber cómo contar historias usando sonidos, textos, vídeos y la visualización interactiva. Se trata de saber cuándo la interactividad va a aportarle algo a la historia o va a distraer del contenido. Se trata de entender que no todas las historias tienen que contarse del mismo modo. Se trata de ser consciente de que tienes más instrumentos en tu caja de herramientas, pero que es absurdo usar una llave inglesa como martillo para clavar una aguja. No se trata de crear un equipo en el que todo el mundo sepa de todo, sino de reunir un grupo que te permita ser flexible a la hora de explotar a fondo el poder de la narración digital.

Kevin Anderson es periodista freelance y estratega digital con más de una década de experiencia en la BBC y The Guardian. A la BBC llegó en 1998, primero como corresponsal en Washington de BBCNews.com. Ocho años pasó Anderson recorriendo los departamentos de la cadena británica (desde online hasta televisión, pasando por radio). En septiembre de 2006, se convirtió en el primer editor de blogs de The Guardian. Entre 2009 y 2010 fue editor de investigación digital de este diario, centrando su labor en la evaluación y la adaptación de las innovaciones digitales a la categoría de soporte del periodismo de The Guardian.

Fuente: Strange Attractor

Traducción: Luna Bolívar Manaut

[Post to Twitter]  [Post to Delicious]  [Post to Digg]  [Post to Ping.fm] 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados